Como hacer mascarillas naturales en casa según tu tipo de piel

Como hacer mascarillas naturales en casa según tu tipo de piel

Queremos compartir con vosotros algunos trucos de belleza, remedios de toda la vida que mejoran nuestra piel, natural y hecho en casa. Estos son los consejos que nos da una experta farmaceutica según nuestro tipo de piel.

PIELES SECAS:

Si tienes problemas de sequedad y de rojeces, te recomendamos que prepares esta mascarilla súper nutritiva. Gracias a su contenido rico en omegas, el aguacate y el aceite de oliva son perfectos para rejuvenecer e hidratar nuestra piel evitando líneas de expresión. El plátano está lleno de vitaminas del grupo B y minerales como hierro y potasio que nos ayudan a lucir una piel más joven y tersa.

Necesitarás medio aguacate, un plátano pequeño y unas gotas de aceite de oliva
  1. Es muy sencillo, con un tenedor machaca el aguacate y el plátano en un bol.
  2. Añade unas gotas de aceite de oliva y listo. Puedes utilizar también aceite de coco.
Esta mascarilla también la puedes utilizar para hidratar el cabello. Recuerda que puedes ajustar las cantidades que te recomendamos para conseguir la textura que más te guste y dependiendo de tu tipo de piel.


PIELES MIXTAS:
La miel es un ingrediente calmante, antibacteriano e hidratante que ha formado parte de nuestra cultura desde tiempos inmemorables. La avena ayuda a reducir la irritación y sequedad de la piel sin aportarle grasa. El jugo de limón contiene ácido cítrico que actúa  como exfoliante además de ser un potente antiséptico (previene infecciones) y astringente (reduce el tamaño de los poros).
Necesitarás dos cucharillas de miel, el jugo de medio limón y dos cucharas soperas de avena.
  1. Pon los copos de avena en un bol.
  2. Añade la miel y el limón
  3. Mézclalo todo bien.
Recuerda que puedes ajustar las cantidades que te recomendamos para conseguir la textura que más te guste y dependiendo de tu tipo de piel.


PIELES GRASAS:
El yogur contiene ácido láctico que es un exfoliante; y lactobacillus, que son microorganismos buenos que viven en nuestra piel y nos ayudan a mantener el acné y los brillos a raya. El té verde es un anti-inflamatorio, antiséptico y antioxidante rico en vitaminas B, C Y E.
Las fresas tienen un contenido elevado de ácido salicílico, que es otro anti-inflamatorio que nos ayuda a reducir el tamaño de los poros y mejorar la apariencia de los granitos.
Necesitarás una bolsa usada de té verde (déjala en el agua caliente hasta que la utilices), tres cucharadas de yogur y dos fresas.
  1. Con un tenedor machaca las fresas en un bol.
  2. Añade el yogur.
  3. Escurre el agua de la bolsita de té verde en el bol.
  4. Mézclalo bien y listo!
Recuerda que puedes ajustar las cantidades que te recomendamos para conseguir la textura que más te guste y dependiendo de tu tipo de piel.

es