¿Qué haremos cuanto esto acabe? Planes para levantarnos el ánimo

¿Qué haremos cuanto esto acabe? Planes para levantarnos el ánimo

Todos hacemos lo posible por pasar estos días de la mejor manera. ¡La verdad es que ideas no nos faltan! Incluso nos va a faltar tiempo. Nosotras la verdad es que estamos bastante bien en nuestra casa, pasando ratos con los nuestros y disfrutando de ese tiempo que nos falta cuando el día a día nos absorbe. Creando e imaginando para seguir cumpliendo nuestros sueños y compartirlos con vosotros. Pero como todo el mundo, tenemos una lista de cosas que queremos hacer cuando la situación mejore, y podamos salir y disfrutar del mundo como si fuera la primera vez.

FOTO: Antonio Terrón

01. Abrazar y besar a nuestros seres queridos.
No nos damos cuenta de lo importante de la vida hasta que nos toca vivir una situación difícil como esta. Gracias a Dios, nuestras familias están bien de momento, pero nos acordamos mucho de las personas afectadas por el virus que se encuentran en un hospital luchando por su vida.
Cuando salgamos de casa lo primero que haremos será abrazar a nuestros seres queridos; y lo haremos todos los días de nuestra vida, porque nos acordaremos de cuando estábamos separados y algo tan simple se volvió imposible.

FOTO: Cha Coco

02. Desayunar al sol.
Aunque muchos hayamos podido disfrutar de una terraza o jardín estos días, no es lo mismo. Queremos sentarnos en una terraza al sol, disfrutar de la brisa y de la gente paseando; ponernos al día con nuestras amigas mientras tomamos un café humeante y unas tostadas instagrameables nos parece uno de los mejores planes.

FOTO: Praba 750

03. Salir a comprar flores y dar una vuelta por el mercado central.
Ir a ver a nuestra amiga María Aliaga y ver qué flores de temporada nos recomienda en su maravillosa tienda de Zaragoza. Que te prepare un ramo que te mueres de bonito y ponerlo en casa y que te llene el olor de las flores frescas. Y luego dar un paseo hasta el mercado central y con toda la calma del mundo elegir que productos frescos te apetece comprar para cocinar a los tuyos un sábado cualquiera. 

FOTO: Once Wed

04. Ir a Bar La Gloria, el restaurante de Sol en Malasaña donde siempre te encuentras con amigos y te sientes como en casa.
Después de tantos días comiendo en casa y sin ver a nadie (que no por ello, comiendo mal), apetece mucho ponerse guapa, seleccionar tus Alhajas y salir a cenar el sitio que más mola de Madrid. Además, tras este gran parón, tenemos que apoyar a los pequeños negocios de la zona que están sufriendo esta crisis sin precedentes.

FOTO: @barlagloria

05. Ver los cerezos en flor en el Valle del Jerte, en Extremadura.
Cuando todo esto acabe, ya será primavera. Los rayos de sol serán permanentes y empezará a oler a esa mezcla de hierva húmeda y flores que nos hace tan feliz. El Valle del Jerte, declarado bien de interés cultural, está plagado de cerezos en flor y ¡nunca hemos estado! A veces nos empeñamos en salir lejos cuando al lado de casa tenemos algunos de los lugares más bellos del mundo.

FOTO: Itzuri Sánchez

06. Pasar unos días en la playa Formentor en Mallorca.
Otro viaje con nuestras amigas las Golden Girls. Disfrutar del mar, la naturaleza y de los rayos del sol. Tirarnos en la arena y sentir el calor y frescor de la brisa marina. Salir a Navegar. Comer en Puerto Pollensa y tomarnos un Gin-tonic y después hablar horas y horas mientras vemos una inolvidable puesta de sol, con la ropa de playa y el pelo lleno de sal. Y luego, por la noche, salir a bailar hasta la madrugada al ritmo de regaetton del malo y reírnos sin parar.

FOTO: Mallorca Momente

07. Volver a descubrir Marrakech.
Seguro que si preguntamos a gente aleatoria qué es lo que más ganas tienen de hacer después de esto, el cien por cien contesta que viajar. Nosotras hemos ido a Marruecos varias veces, pero es ese destino que no importa repetir. Queremos volver a ver la puesta de sol más bonita del mundo que esta en el desierto de Marzouga. Cenar a la lumbre de una hoguera y dormir en una jaima viendo una manta de estrellas que solo se ve en el desierto. Después, pasar unos días en Marrakech inspirándonos, sin hacer nada en particular sino viviendo la vibrante ciudad de día y de noche.

FOTO: Vogue Living

08. Pasar un fin de semana en la montaña.
Este año la temporada de esquí ha sido especialmente corta. Tenemos ganas de volver a nuestra segunda casa en las montañas, concretamente, al Valle de Benasque. Pasear por la montaña y valorar cada detalle de la naturaleza en estado puro. Hacer un picnic con los amigos en el Forao de Augualluts y después colgar la hamaca para echarnos una siestecita antes de comenzar el descenso. A ver si resulta que necesitamos un confinamiento de vez en cuando para valorar lo bueno de la vida, respetar la naturaleza y disfrutar más del aire libre. 

FOTO: The Mandagies